Justicia divina

9 mayo, 2012


No hay mayor justicia que la que da la vida. La vida es una sucesión de actos caóticos que de pronto encuentran explicación y concatenación. Hay filósofos que dicen que todo es fruto del azar y esa aparente lógica no es más que una manifestación de la naturaleza humana, otros piensan que ya todo está escrito y uno no hace sino seguir el camino que antes le han marcado. La historia que hoy les narro y que compartieron conmigo a cambio del anonimato se aviene con cualquiera de estas ideas, así que las conclusiones se las dejo de tarea.

Era de tarde y llovía torrencialmente. Por una de esas grandes casualidades de la vida al personaje central de esta historia de pronto le entran ganas de ir al baño, a responder a ese eterno llamado de la naturaleza, que nos recuerda que no importa cuán rico, célebre o poderoso sea alguien, todos deben dedicar al menos 10 minutos de su día a esa olorosa y penosa actividad.

Lo que ocurre es que llueve torrencialmente y nuestro amigo no tiene un lugar decoroso para dedicarse a sus asuntos por lo que ante una situación como esta, de vida o muerte, no le queda más remedio que imitar al Australopitecus y practicar lo que los especialistas llaman fecación al aire libre. Pero nuestro protagonista es un hombre civilizado, sofisticado, educado y otras cosas terminadas en –ado, por lo que se arma de una cajita de cartón y una bolsa de nylon (biodegradable porque no aceptaría dañar al medio ambiente) para eliminar cualquier vestigio de su acto impúdico.

Terminada la faena se siente doblemente satisfecho. Su organismo retoma sus funciones metabólicas normales y en el lugar no ha quedado prueba alguna de sus fechorías. Ni siquiera uno de los criminalistas de CSI pudiera reconstruir lo que ha pasado allí.

Por otra de esas grandes casualidades de la vida ha cesado de llover y ha salidola Luna.Nuestroprotagonista recoge el material biológico de riesgo escondido en la susodicha cajita de cartón que está camuflada en la susodicha bolsita de nylon biodegradable y sale a la carretera. Busca un lugar donde enterrar “sus penas”, al amparo de ojos y narices demasiado quisquillosas.

En eso, de las sombras sale una velocipedia, también llamada bicicleta o rufa, conducida por dos seres demoníacos y salvajes, herederos de los hunos de Atila, los mogoles de Gengis Khan y los vikingos suecos. El que la guía bien pudiera haber clasificado para los Juegos Olímpicos de Londres, pero prefiere ganarse la vida sin pasar tanto trabajo. El de atrás lleva la mano extendida en forma de “garra de tigre” como aprendió en las películas de Bruce Lee.

Nuestro protagonista camina feliz y satisfecho ajeno a la horda que de un momento a otro lo va a impactar… Y entonces ocurre lo inevitable. El malogrado campeón olímpico de ciclismo y el alumno aventajado de Bruce Lee pasan como en un suspiro por el lado de nuestro protagonista y le arrebatan su bolsita de nylon biodegradable con todo su contenido de riesgo biológico, para luego perderse otra vez en la oscuridad.

Y de esta forma mi amigo y yo comprendimos que la vida, sea caótica o lógica, tiene muy raras formas de hacer justicia.

Anuncios

2 Responses to “Justicia divina”

  1. alejo3399 Says:

    oye no se llama “fecación al aire libre” sino “fecalismo al aire libre”. consiste en depositar un “fecaloma” o mojón normal (a manera de poner un huevo- a veces roto….) en una superficie de terreno natural como matorral de campismo, parque infantil o playa (aunque este último contempla la variante de “fecalismo subacuático”. en esa área de la ciencia nadie me hace un cuento a mí…. jejejeje.

  2. JAFES Says:

    gracias por la aclaración del término, pareces muy ducho en tales menesteres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s