Bicitaxis

19 octubre, 2011


Mendel fue un monje que ganó fama universal por descubrir el cruzamiento genético, y no porque él lo practicara, sino porque el hecho de no poder practicarlo le dio tiempo para poder dedicarse a estudiar el apasionante y excitante mundo de la sexualidad de las plantas de guisantes. Desde entonces nada fue igual y hoy en día es posible encontrar animales tan raros como el ligre: cruce entre un león y una tigresa (para algo es el rey de la selva), el tigrón: entre un tigre y una leona (donde las dan las toman), la cama: cruce entre un camello y una llama (cuando dos feos se juntan…), el zebrasno o cebrasno: cruce de una cebra con un asno (solo a u burro se le ocurriría procrear con una cebra) y la mula: entre la yegua y el asno (de verdad que ese burro andaba medio perdido ese día). El oso hormiguero no es un cruce entre un oso y una hormiga, es físicamente imposible.

Aunque no pertenece al mundo animal, en Cuba tenemos también uno de esos híbridos. Se trata del bicitaxi: cruce de una bicicleta china con un taxi lada soviético.

El bicitaxi quizás sea tan viejo como el agua caliente, pero se hizo popular a finales del siglo pasado. En toda Cuba se emplea como medio de transporte ecológico y resulta súper idóneo para conocer las ciudades sin tener que caminar mucho.

Un bicitaxi es un triciclo con uno o dos asientos para pasajeros, colocados al costado o detrás del sillín para el conductor. La estructura cambia según las regiones de Cuba. En el Occidente y Centro del país el bicitaxista (así se le llama al conductor…sufre RAE!!!) suele estar un poco más separado de  los pasajeros y por debajo de ellos y el timón asemeja al de las motos clásicas norteamericanas. En el Oriente el conductor está al mismo nivel y más cerca de los pasajeros. En la ciudad de Holguín se da el curioso caso de que los bicitaxis solo tienen un asiento  y al costado del conductor, como si fuera una motocicleta con side car.

La tecnología llegó a los bicis (como popularmente se les llama) con la entrada masiva de dispositivos de almacenamiento y reproducción de sonido. Hoy en día son carrozas ambulantes con el hit parade.  Música que aún no se emite por las emisoras de radio, hace rato que ellos la comparten mientras recorren las calles. Hay gente a la que esto les molesta, imagínese a las dos de la madrugada sin poder dormir porque un bicis decidió hacer piquera esa noche frente a su casa. A esa hora usted lamenta que ya no se usen los orinales…

Los bicis también presentan un diseño muy curioso y llamativo. Para tratar de atraer clientes suelen colocar banderas de otros países. No sé si la Oficina de Estadísticas tenga en cuenta esto para determinar cuál es el principal mercado del turismo de Cuba.

De los eslóganes y frases que también usan pudiera escribirse todo un tratado semiótico. Van desde el clásico “que Dios te dé el doble de lo que me deseas” hasta el contemporáneo e ibérico “de pu… madre”.

Anécdotas sobre un bici hay muchas. En Santiago de Cuba, por ejemplo, supe de tres ingenuas doncellas (sépase que aunque un bici tenga dos asientos para pasajeros en él pueden montar cuántas personas el conductor estime conveniente) decidieron trasladarse una oscura y tormentosa noche del ferrocarril a la universidad. Pasadas dos cuadras de pedaleo una sombra gigantesca se abalanzó sobre el carruaje e intentó arrebatar el equipaje de las doncellas. El conductor, quien no levantaba una cuarta del suelo y pesaba poco más de 50 kilos apresuró el paso mientras las doncellas forcejeaban con el gandul. La historia tuvo un final feliz cuando al llegar a la luz el ladrón se transformó en fugitivo y se perdió nuevamente en las tinieblas. Mejor, en una película del Oeste.

Yo casi nunca monto en bicitaxi… por una cuestión de lástima: lástima con los conductores que se acaban con los riñones y lástima con mi bolsillo que no puede permitirse siempre ese lujo.

Por eso creo que esto de los bicitaxis también ha sido bueno para el deporte, con el tiempo tendremos buenos ciclistas y mejores corredores.

Anuncios

5 Responses to “Bicitaxis”


  1. Genial, como siempre, has logrado que me desternille de la risa. Desternillar: un híbrido también, que debe tener algo que ver con las ternillas. Un beso.

  2. Ana Isa Vidal Díaz Says:

    jajajajajajaja Tienes razón, Mandy, pero lo del bolsillo no es problema cuando eres una mujer bonita…

  3. Enrique Says:

    Mandy: Divertido este post. Confirmas esa idea de que reímos de nuestras desgracias. Porque no me negarás que los bicicasis son una de ellas, superada tal vez solamente por los camiones. Pero, bien, ríamos… así el viaje se hace más corto.

  4. alejo3399 Says:

    vaya se te despertó la musa…raña, cruce entre las hermosas griegas, de hermosas grebas, y una araña macho. bárbaro asere, un abrazo.

  5. JAFES Says:

    Muchas gracias a todos por sus palabras, realmente en este blog la mayor satisfacción que me da está en la risa que provocan en los cibernautas las ocurrencias que aquí se publican

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s