Re-Encuentros en una esquina

12 octubre, 2011


En Guantánamo vivió un famoso arquitecto llamado José Lecticio Salcines, al que llamaron el arquitecto de las esquinas. Todos los edificios que construyó están en una esquina, quizás porque no encontró nunca un sitio mejor, o porque resultaba fácil para dar la dirección. En las esquinas los enamorados se citan, los perros mean, los carros doblan y la gente se reencuentra.

Para que dos personas se reencuentren es necesario que los físicos cuánticos y los matemáticos sin novia hagan cálculos infinitos, o que sencillamente, esas dos personas se pongan de acuerdo con anterioridad. Aunque parezca insólito, la mayoría de los reencuentros se debe a la primera razón y es lo que comúnmente llamamos casualidad.

Hay reencuentros que se evitan, como el de la Muerte o la ex -suegra, que aunque se parezcan no son lo mismo. Hay reencuentros necesarios, como el de los alcohólicos con la sobriedad. Y los hay deseados, los cuales generalmente no se producen.

Hay reencuentros que uno quisiera que no pasaran, como con las novias de la adolescencia o el dentista. Uno los quiere evitar y ocurre como en la famosa fábula que habla de Manuel, quien al descubrir que la Muerte lo buscaba para llevárselo se peló al calvo, se puso unos espejuelos y se escondió en un bar de mala muerte.

La Muerte, cansada de buscarlo llegó a dicho bar, debido a su fama…ya saben, era de mala muerte, y luego de tres copas, como no podía regresar al Infierno con las manos vacías decidió llevarse al calvo con espejuelos que estaba escondido en una esquina del bar.

Ha habido reencuentros famosos, como el de Cristóbal Colón con los aborígenes de América, un continente que estaba al doblar de la esquina.

Y digo “reencuentro” porque a  América no la descubrió nadie, ella siempre estuvo ahí, (bueno quizás se haya movido un poquito pero nada relevante hasta dentro de 4 mil millones de años) y antes de Colón estuvieron los antepasados de los aborígenes, los vikingos y los extraterrestres que hicieron las figuras de Nazca… pero Colón recibió un título por ello aunque se murió creyendo que América era Asia… ¿?

Cuando la gente se reencuentra en una esquina es bueno prestar atención porque todo el mundo sabe que el mejor sitio para comprender a un país es en sus esquinas. De hecho, todo esto que te he contado lo supe en la esquina de mi barrio, mientras jugaba dominó.

Anuncios

4 Responses to “Re-Encuentros en una esquina”

  1. antonioraul Says:

    Todo eso son chismes de esquina….

  2. la formula del looco Says:

    yo vivo en una esquina, así que ese es un homenaje oculto a mi persona. Gracias!!!!!!!!!!!! He descubierto en Santiago un admirador de tu blog.

  3. Enrique Says:

    Mandy: Es como dices. Por ejemplo, para mí es bueno reencontarme con tu blog. Será porque mi edificio también queda en una esquina.

  4. Henry Says:

    Todo reencuentro puede ser bueno o no tan bueno,depende de con quién o con qué sea.Nos vemos por ahí,en cualquier esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s