Homo usuario

29 septiembre, 2011


Uno se comporta como un ser humano normal hasta que por obra y gracia del mercado se convierte en un usuario. Después del homo sapiens sigue en la cadena evolutiva el homo usuario, que es el resultado de procesos históricos, económicos y sociales devenidos en una nueva especie con deberes, derechos y la capacidad de comprar.

Los usuarios se comportan de disímiles formas. Los hay solícitos y risueños, irascibles e inconformes, callados y sumisos… Estudios científicos han demostrado que una adecuada organización de los establecimientos comerciales y gastronómicos puede inducir estos comportamientos en los usuarios. La iluminación, disposición de los productos y rutinas para adquirirlos son esenciales en ese sentido. También se recomienda preparar a los vendedores como si fueran entrenadores del circo, zoológicos y acuarios.

Con el tiempo el usuario adquiere aptitudes hasta cierto punto sobrenaturales. En ocasiones suele tornarse invisible. No importa cuántas acrobacias o gritos haga frente a una recepcionista o cajera, si en ese momento usted ha adquirido el don de la invisibilidad, no lo verán. Incluso llegará a hablar del usuario en tercera persona, como si no existiera.

Además los usuarios perciben el paso del tiempo de una manera distinta a los seres humanos comunes y corrientes. Para ellos un minuto puede parecer horas, por eso se enojan cuando tienen que esperar, y no entienden que lo que para ello son dos horas, en realidad son 10 minutos.

Todavía es muy arduo determinar la cantidad de usuarios que hay en el mundo. En ocasiones una persona puede ser usuario por determinado momento, pero rápidamente vuelve a ser un empleado de servicios normal. Difícilmente puede determinarse cómo es un usuario por fuera, porque suelen parecer gente normal hasta que tiene que consumir algo. Solo entonces es posible apreciar cambios anatómicos, fundamentalmente en el rostro, el ritmo cardíaco y de respiración… mucho más acelerados.

El estado natural de un usuario es la cola. Allí llevan al extremo sus nuevas potencialidades como especie. Pueden pasar largas horas sin beber ni ingerir alimentos. Se tornan más agresivos y susceptibles y su capacidad de respuesta ante una acción se multiplica exponencialmente.

Es aquí donde mejor se estudian, pero debe tener cuidado, no vaya a ser que se convierta en uno de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s