Un momento para la reflexión

8 septiembre, 2011


Humor, cultura y sociedad, son conceptos íntimamente relacionados en el devenir histórico de la nacionalidad cubana. Más allá de los estereotipos que nos pueden haber impuesto la publicidad turística o las coproducciones cinematográficas, el cubano, es un pueblo con un gran sentido del humor. Y no se trata de que no tomemos en serio la realidad, sino que convertimos lo cómico en un medio de expresión de nuestras inquietudes artísticas, sociales, existenciales y hasta políticas.

Mucho se ha discutido sobre el sentido y procedencia de la palabra humorismo. Para muchos es una derivación del vocablo inglés humour. Hay datos que sitúan sus antecedentes en Roma, donde existió durante el siglo DIECISIETE la Academia de Humoristas, refugio de poetas y literatos, autores de un intencionado estilo llamado belli humore.

En sus orígenes, el humorismo fue una manifestación literaria y, como tal, lo definen todavía algunos diccionarios. A ella se incorporó la caricatura como expresión gráfica. Al principio hubo un necesario ajuste entre el texto y lo gráfico. Integrados estos elementos, el juego humorístico se hizo más vivaz, inteligente y artístico.

El desarrollo de esta manifestación de las artes plásticas en Las Tunas ha experimentado en los últimos años un acelerado auge. Ello se constata no solo en el aumento del número de exposiciones y de artistas, sino también en el reconocimiento que a nivel nacional va ganando el movimiento caricaturista tunero con sus resultados en concursos o la invitación a eventos teóricos.

De esta manera el quehacer de los humoristas gráficos tuneros ha ido enriqueciéndose en el plano formal y contextual, lo que se percibe con la introducción de nuevas tecnologías en el proceso creativo, un mayor alcance y variedad de las temáticas abordadas y un refinamiento en las propuestas visuales y humorísticas. En este proceso mucho ha tenido que ver el afán de superación de los artistas y las posibilidades de intercambiar con la vanguardia del tema en Cuba y en otras regiones de América Latina.

La ya asidua presencia en medios de prensa e incluso la convocatoria a un evento de factura local pero con alcance nacional, pudieran constituir el punto de giro para el ámbito caricaturista tunero, relativamente joven pero deseoso de colmar otros espacios, quizás más periódicos y fijos.

Todo ello redundaría para que Las Tunas pueda encauzar su quehacer en el ámbito de la caricatura, género que algunos consideran una manifestación de las artes plásticas y otros un género periodístico más, pero que logra resumir con sagacidad y originalidad ideas que al hacernos sonreír nos invitan también a reflexionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s