Confesiones de un pelotero que nunca fue

7 julio, 2011


Confieso que soy un fanático de los deportes.  Y he llegado a esta conclusión después de años de afición a todo lo que oliera a competencia deportiva. Desde el mundial de fútbol hasta los juegos de yaqui de las niñas pesadas de mi barrio. Pero la naturaleza no me dotó ni siquiera de paciencia para juegos tan aburridos como el bádminton y el golf. Entonces no me quedó más remedio que meterme a lo que hacen todos los que son malos en los deportes pero saben mucho de ellos: fanático o comentarista deportivo.

Lo de comentarista deportivo lo mantuve por un tiempo, aunque me percaté que como no era de la capital siempre iba a estar equivocado de equipo y que a no ser que le fuera a Industriales o Capitalinos, siempre iba a perder. Además, en un país lleno de comentaristas deportivos  autodidactas de plazas y esquinas, qué iba a ser “un periodista que no sabe nada de pelota”.

Entonces me quedé con lo de fanático, aunque no pagan por ello.

Me fue bien por un tiempo y llegué a hablar mal de los comentaristas deportivos incluso. Hasta que mis equipos comenzaron a perder. Fútbol, boxeo, voleibol, los fui desechando hasta quedarme únicamente con la pelota. Deporte nacional, pasión. Aquí un play off es más importante que la llegada de un ciclón, por ejemplo.

Me cayó un cubo de agua fría cuando dijeron que el béisbol salía de los Juegos Olímpicos, porque no era muy televisivo. En su lugar fue incluido el golf. Hace poco vi la transmisión de un juego de golf y tuve la siesta más placentera de los últimos siete años.

Es por ello que me he propuesto recoger firmas para proponer a los directivos de la pelota de nuestro país, y del mundo, que introduzcan cambios en el juego.

Primeramente es necesario que el bate se fabrique más fino y de metal. La pelota también la haría más pequeña y de plástico. Disminuiría el número de jugadores en el campo y en su lugar colocaría hoyos con banderitas e indicaciones como: corre a primera, tubey, jonrón, out.

Creo que si se estudian y aplican estas nuevas reglas existen amplias posibilidades de que el béisbol vuelva a los Juegos Olímpicos.

NOTA: Este post va dedicado y en respuesta a un colega que tiene un blog parecido a este pero menos interesante y divertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s