Amor de un estudiante

30 junio, 2011


Estoy enamorado de una chica inteligente. Las curvas de su cerebro son las más sexys que he visto en mi vida. Cuando sus neuronas hacen sinapsis siento que el corazón me va a explotar y es como si entrara en otra dimensión.

Sus ideas tienen una belleza que raya en la perfección. Sus labios, cuando hablan de matemática, física, química, astronomía y de la teoría de los fractales, parecen un botón de una rosa que se abre.

Esta chica inteligente usa espejuelos y aparatos en los dientes, pero cuando camina directo al aula o la biblioteca es como si desfilara por una pasarela y me arrastra en su andar, como el mar a la arena.

Le escribo poemas con faltas de ortografía porque me da placer que las corrija y he leído casi todos los tomos de la Historia General de las Civilizaciones Antiguas para tener un tema de conversación que le agrade.

Todos los fines de semana, cuando los demás pierden su tiempo en la playa o las discotecas, nos inventamos aventuras en el museo, el zoológico o el laboratorio de Biología, aunque nunca ha querido que le dé una clase práctica.

Mis amigos dicen que estoy loco, que siendo el chico más sexy y codiciado de la escuela pierdo el tiempo con este fenómeno paranormal. Lo lamentarán el día de los exámenes finales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s