Mi vida: de tren en tren

28 abril, 2011


Hay quien piensa que cuando llega a la taquilla de Información de una Terminal de Ferrocarril va a recibir algún dato de interés. Pocos saben que el letrero de Información quiere decir que allí, el cliente es el que va a dar la información, no a recibirla.

Pregúntenmelo a mí que he viajado tanto en tren que podría decir que he ido y regresado a la Luna; claro, si hubiera una línea férrea entre el satélite y la Tierra. Aunque a lo mejor quizás exista una, lo que pasa es que hemos estado tan complicados construyendo naves espaciales que no la hemos descubierto.

En Cuba lo más interesante de los trenes son las terminales por donde pasan. En general son muy cinematográficas, algunas recuerdan las películas rusas de ciencia ficción de los años ochenta y otras a las del inicio del western norteamericano.

No vea la TV, no escuche la radio, ni lea periódicos, para enterarse de lo que pasa o pasará, vaya a una Terminal de trenes. Las noticias son tan diversas que van desde el precio de la carne de puerco en el mercado hasta los enredos matrimoniales del jeque saudí. Por supuesto, nadie niega o afirma rotundamente, sencillamente, es lo que dicen por ahí.

Para mi sorpresa tuve un amigo que me confesó, no sin pena, que nunca había utilizado este medio de transporte. Lo miré con cierto aire de autosuficiencia, porque el que no ha viajado en tren, “no sabe lo que es la vida”, como dice un filósofo popular.

Pudiera decir que más del cincuenta por ciento de mi existencia lo he hecho a bordo de un tren. De pequeño aprendí por un dibujo animado que un tren es un “buey de hierro que hala muchas carretas a la vez”. La frase se situaba a inicios del siglo XIX, pero hoy en día mantiene una vigencia extraordinaria.

En un tren aprendí a contar, a leer y gran parte de los conocimientos de geografía que todavía conservo. Conocí a personajes muy interesantes, capaces de vender dos y tres veces un mismo producto a varias personas.

En un tren me enamoré, y aprendí que los amores sobre ruedas tienen muchas semejanzas con los de la vida normal; porque a fin de cuentas uno está en este mundo de paso y va de estación en estación conociendo a gente que nunca más va a volver a ver.

En tren adapté mi cuerpo y mi psiquis para situaciones extremas de calor, deshidratación, hambruna, contorsionismo, pelea cuerpo a cuerpo, espionaje, atletismo y ajedrez. Desarrollé la habilidad de hablar varios idiomas y dialectos aborígenes, mover la cabeza afirmativamente sin entender lo que me decían y porfiar sobre temas que me eran completamente desconocidos.

En tren me quedé dormido y desperté en un lugar desconocido, bien lejano de casa; eslaboné la cadena de mentiras más larga del mundo, comí los pastelitos más ricos de Cuba y decidí cambiarme el nombre, aunque nunca lo hice.

En tren encontré a mis mejores amigos, vi los paisajes más bellos y las miserias del espíritu más grandes, que son las peores, también aprendí que el es tiempo relativo, y que dos horas fácilmente pueden ser dos días.

Hoy ya casi no viajo en tren, solo cuando necesito recordar que estoy vivo.

KRÓNICA RELACIONADA

La graciosa e increíble historia de un hidalgo viajero


Anuncios

3 Responses to “Mi vida: de tren en tren”

  1. alejo3399 Says:

    Oye caballo si nos pagaran x post de trenes nos haríamos ricos, un saludo en avión, que si lo mando en tren no llega.

  2. JAFES Says:

    Que bueno que me leas y me tires un cabo con los comentarios, dime qué te parece el nuevo look del blog?

  3. Gisselle Says:

    Me encantó este post del tren, y te lo digo sin una pizca de “guataconería prosopopéyica” ni para tirarte un cabo con los comentarios del post. Lograste que recordara aquellos lejanos días en que pasaba casi cuatro horas en la barriga del tren Sagua-Santa Clara para cubrir una distancia de apenas 52 kilómetros. De lo real maravilloso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s