Ocho de abril

7 abril, 2011


Casualmente nací el día de mi cumpleaños. No hace tanto tiempo, pero en aquel entonces todavía existía el muro de Berlín, el condón solo era un método anticonceptivo, ir a la Luna todavía era interesante, Bill Gates no era famoso, se podía fumar en lugares públicos y Josh Adams trabajaba en las Torres Gemelas.

La gente le dedicaba más tiempo a las cosas que entendía, como el hueco de la capa de ozono, los precios de los alquileres y el ciclo reproductivo del gusano de seda.
Mi infancia transcurrió como un inmenso deja vu entre libros de Julio Verne y muñequitos rusos. Estudié y aprendí “todo lo que después hay que olvidar”. Me enamoré y llené cientos de papeles con cartas y poemas cursis. Hice amigos y amigas que después olvidé. Perdí muchos juegos de pelota y de fútbol, me engañaron, llegué algunas veces tarde a los lugares, aprendí a nadar, sembré un árbol que hoy es más alto que yo y dije miles de cosas de las que después me arrepentí.
Hoy siguen sin gustarme los elevadores, los regalos, bañarme en la playa por la noche, el dulce de maní, regalar flores, los insectos y que me descubran cuando estoy mintiendo.

Prefiero dormir poco, que la gente se ría de mis chistes pesados, ir al cine los domingos por la tarde, quedarme en la cama cuando hace frío, los poemas con rimas y las películas de muñequitos.
Me gustaría descubrir algo que sea útil (por ejemplo un dispositivo para rascarse la espalda sin ayuda de otra persona o una fuente alternativa de energía), ganar algún concurso, que mis hijos no salgan tan feos como yo (aunque sí espero que hereden mi sentido del humor), y sobre todo… que tú sigas siendo mi amigo.

Anuncios

3 Responses to “Ocho de abril”

  1. Liudmila Says:

    Quiero felicitarte y obsequiarte, el día de tu cumpleaños, una gran sonrisa, de las que sabes puedo dar, por uno de tus chistes pesados. ¿No es esa una de las cosas que más disfrutas?

  2. alejo3399 Says:

    asere felicidades, yo nos regalaría un libro, porque total, algún día me lo iba a llevar de tu librero. Un abrazo, alejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s