Cosas de hermanos

9 marzo, 2011


La más antigua referencia a la relación entre hermanos que hasta nosotros ha llegado ha sido el asesinato de Abel a manos de Caín. No quiere ello decir que todas las relaciones de hermandad tengan un final tan trágico, aunque la mayoría de ellas si se corresponde con la tendencia.

Ello tenga que ver quizás con la antiquísima costumbre de reyes y emperadores de ir dejando hijos e hijas por doquier y después no poner por escrito, o en un lugar visible, a quién correspondía la corona.

 Los que tienen hermanos sabe a que me refiero. Como los cerdos por la teta más llena, así compiten unos con otros por el amor de los padres, aunque no siempre es así, porque como toda regla, esta tiene su excepción, y en determinado momento esa excepción se vuelve la regla y así sucesivamente hasta que ya no existan ni reglas ni excepciones, sino un gran relajo filosófico.

Volviendo al tema de los hermanos.

Sépase que los ha habido con muy buenas migas. Los Wrigth dejaron las desavenencias a un lado para inventar el avión, aunque dícese que escoger cuál protagonizaría el primer vuelo controlado fue una pelea al mejor estilo de hermanos (ninguno quería ser el primero).

Otro tanto hicieron Louis y Auguste Lumiere con el cinematógrafo, aunque en este caso los riesgos fueron menores, por lo que los problemas surgían a la hora de repartir la plata.

Si de hermanos famosos se habla no pueden faltar los Grimm. La mundialmente conocida colección de cuentos que editaron recoge las quejas y mentiras que narraron primero a sus padres y después entre ellos. También escribieron un diccionario de 32 tomos, pero ni siquiera los alemanes pudieron imprimirlo completo, porque no aguantaron la lata de una lengua tan pesada.

Finalmente y no por ello menos importante estamos mi hermana y yo. Ninguno de los dos ha inventado o hecho nada que merezca recogerse en un libro de historia, a no ser la firme convicción de dar la vida el uno por el otro sin importar nada, aunque a veces nos peleamos a muerte por celos. Pero eso no es más que cosas de hermanos ¿no?

Anuncios

One Response to “Cosas de hermanos”

  1. Alejo3399 Says:

    oye, y ahora que se casa es que te vienes a acordar de tu hermana…, yo creo que el más celoso de los dos eres tú, pero no te preocupes que el chino y yo te acompañaremos en el momento de la entrega oficial. un abrazo, nos vemos, alejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s