Mujer

24 febrero, 2011


Soy de los que piensa que la igualdad de género es una utopía absurda. Y digo igualdad de género, porque la igualdad de sexo, más que absurda sería aburrida.

No hay nada más desatinado que  pensar que una mujer debe tener los mismos derechos y oportunidades que un hombre.

La mujer tiene derechos y oportunidades a los que el hombre nunca podrá aspirar. Quizás porque nosotros tenemos más pelos y malos olores, lo que nos hace estar más cerca de los monos, mientras ellas son más sensibles e inteligentes.

La envidia que sentimos por su belleza y perfección nos llevó a crear una sociedad machista, donde generalmente ellas buscan la comida y  nos dan hijos mientras seguimos el fútbol por el TV o las golpeamos insistentemente en la cabeza, como hacían nuestros ancestros trogloditas.

Los grandes poemas tienen nombre de mujer y hubo locos como Dante y Alonso Quijano (léase el Quijote para los que no saben español) que cruzaron infiernos por una mujer.

Las tenemos presidentas, modelos y deportistas y derramamos chorros de tintas celebrando estas virtudes, como si se tratara de animales de circo que se premian con un aplauso.

Las mujeres son un misterio y son todas las respuestas. Vinieron del espacio exterior a conquistar a esta Humanidad aburrida habitada solo por Hombres que saben mucho de economía y ciencia y poco de cocina y besos. Como lo demuestra la siguiente anécdota:

La mañana del incendio el fogón amaneció roto, como ya iba siendo costumbre y el esposo lo miró con rabia. Mujer dijo que porqué no le daba una solución definitiva y compraba uno nuevo o  contrataba a un profesional.

Hombre siguió mirando igual pero en otra dirección. Él era especialista en el tema. Por el momento colocaría uno anémicos alambritos porque necesitaba de un descuartizador atómico y un acelerador de partículas para hacer un trabajo de calidad, pero que el fin de semana los pediría y lo haría.

Mujer no entiende de esas cosas pero se resignó, porque algo ancestral en su interior le dijo que tenía que bajar la cabeza y asentir.

Horas después, en el hospital lloraba, no por su esposo calcinado, sino por no haber respondido.

Anuncios

One Response to “Mujer”

  1. egipto Says:

    La mujer necesita más allá de actos simbólicos, acción que provoque reacción. En ellas esta el futuro http://goo.gl/1ZMOk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s