Verano a lo cubano

3 septiembre, 2010


Verano es sinónimo de playa, de viajes, de colas interminables y visitas inesperadas. No creo que sea sinónimo de calor, porque en Cuba siempre hace calor, aunque dicen por ahí que Cuba es un eterno verano, lo que no quiere decir que siempre tengamos que pensar en playas, viajes, campismos y fiestas. Para muchos el verano es una molestia, porque tienen que trabajar, otros no se dan cuenta de que ha llegado el verano porque nunca han trabajado. Usted sale de un museo, llega de la playa o sale a caminar por la ciudad y se los encuentra en una esquina diciendo que están aburridos o cuando más convirtiendo el oxígeno en dióxido de carbono. Están también los que aprovechan el verano para sacar vacaciones e ir a la casa a adelantar el trabajo. Todos los veranos son diferentes y al mismo tiempo iguales. Recuerdo cuando estudiaba en la primaria que me pasaba los dos meses tratando de vivir alguna aventura sobrenatural para poder sorprender a todos en el aula cuando la maestra orientaba escribir una composición con el original título Qué hice este verano. Un compañero mío en una ocasión fue a visitar a su abuela a la Luna, cuando nadie le creyó nos invitó a todos a acompañarlo el próximo verano. Sus padres después aclararon que el viaje sí había existido pero que se trataba del poblado de Media Luna, en la vecina Granma. Mi amigo no mintió, sino que hizo su composición un poco más interesante. Pero sin lugar a dudas la gran estrella del verano para los cubanos y cubanas es la playa. Pero no siempre fue así. Decía mi abuela que incluso durante gran parte de la primera mitad del siglo pasado esa furia por bañarse en las costas no era tal. Noté después que el número de bañistas era inversamente proporcional al tamaño de las trusas y trajes de baño. Fíjense que la gran explosión fue después de la invención del bikini. Por cierto la historia de esta pieza tiene mucho que ver con la lucha contra el uso de las armas nucleares. Por ello convoco a todas nuestras oyentes a que en este verano no pierdan la oportunidad de demostrar su inconformidad con el desarrollo de las armas atómicas, incluso no tiene que ser necesariamente en la playa. Por supuesto que hay otras muchas opciones, todo depende de su inventiva e imaginación. Y es que me ha quedado demostrado que el verano para los cubanos no es una cuestión de temperaturas, movimiento de traslación del planeta o planes recreativos. Para los cubanos el verano es una actitud de disfrute hacia lo que nos rodea.

Anuncios

One Response to “Verano a lo cubano”


  1. que trauma tienes con el verano, como si todos los días no se prestaran aquí para eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s